El pueblo mapuche y su increíble inmunidad comunitaria frente al Covid19. Un análisis desde el pensamiento mapuche.

La pandemia ya fue anunciada por la Tierra y la ancianidad mapuche mucho tiempo antes. Viajaba cifrada en los presagios nacidos de la observación atenta a los pájaros, a los vientos, a los cambios en la vegetación y de fenómenos celestes como los eclipses, "tan celebrados en la superficial cultura hegemónica."

Publicidad
Publicidad Efectivo Ahora

En los 4 meses de cuarentena en la provincia de Neuquén no se ha registrado ningún caso positivo de coronavirus entre los habitantes de las 37 comunidades mapuches distribuidas en el corredor cordillerano del sur al norte de la Provincia.

El dato no sorprende a propios; aunque sí maravilla a ajenos.

Esta “inmunidad comunitaria” está íntimamente ligada a su cosmogonía construida sobre la filosofía de vida que los invita a tomar de la madre Tierra lo que ella les ofrece para hacerse fuertes en los momentos difíciles. Y en su ancestral abordaje cultural de las enfermedades, que busca la prevención y la sanación en el manejo, la elaboración y el consumo de remedios en base a hierbas autóctonas. Por otro lado, su organización comunitaria estacional establece un aislamiento comunitario en sus rucas desde la llegada de las primeras heladas de mayo hasta el regreso del sol de agosto, comportamiento antropológico que mucho ha favorecido en la construcción de una coraza social de aislamiento comunitario. 

"La pandemia ya fue anunciada por la Tierra y la ancianidad mapuche mucho tiempo antes. Viajaba cifrada en los presagios nacidos de la observación atenta a los pájaros y los vientos". Obra: La Pinche Canela.


Maldito kutran


El intelectual mapuche, magíster en Antropología Social, titular de cátedras universitarias y lonko (líder) de su comunidad de la Araucanía, José Quidel Lincoleo, narra en su último escrito un análisis de múltiples entradas sobre la pandemia, la cosmogonía mapuche y la inmunidad colectiva.

En “Fey nga akuy ti antü. Entonces el día llegó. Una lectura de la pandemia desde un mapuche rakizuam” (rekizuam, entendimiento); Quidel Lincoleo nos conduce por la particular forma que su cosmogonía tiene de interpretar el fenómeno del Covid19.

Para el pensamiento mapuche, el “kutran” -enfermedad- es una entidad viva que consigue entrar en las personas en alguna capa de su tríada de dimensiones: en su “püllü” (espíritu), en su “rakizuam” (pensamiento), en sus modos de relación o en su cuerpo biológico (kalül).

El coronavirus ha perforado las entrañas de las tres dimensiones humanas en todo el mundo.  Menos, en las comunidades como las mapuche.

El intelectual afirma que la pandemia fue anunciada por la Tierra mucho tiempo antes que los hombres. Viajaba cifrada en los presagios nacidos de la observación atenta a los pájaros, vientos, los cambios en la vegetación o fenómenos celestes como las eclipses, “tan celebradas en la superficial cultura hegemónica”.

El intelectual afirma que la pandemia fue anunciada por la Tierra mucho tiempo antes que por los hombres.

El título de su texto -"Entonces el día llegó"- marca una clara relación con las premoniciones nacidas de las conversaciones de la ancianidad mapuche, y de los “küymin” (estado de conciencia) que alcanzan los y las machis (sanadores), en las que se anunciaban tragedias como la presente.

Quidel Lincoleo explica que para el pensamiento mapuche, “el Covid19 es una resultante antes que un fenómeno en sí mismo; consecuencia de la (mala) relación entre las especies que habitamos la gran casa, nuestro planeta”.


El profético vuelo de las aves

“En forma simultánea, en las diferentes ceremonias, rituales de sanación que nuestros machi -principales agentes médicos- realizan periódicamente, uno de los mensajes reiterados en los diferentes espacios territoriales ha sido el que las personas, en su mayoría no indígenas, han venido transgrediendo continuamente los diferentes espacios como los cerros, las aguas, los ríos, los lagos, mares… Que se han destruido estos espacios, se han ensuciado y con ello, se han sacrificado a quienes vivían en esos espacios y quienes los sostenían. Por lo tanto, los ngen (dueños) están muy enojados, tristes y preparando una contraofensiva para darle una lección a quienes han osado destruir, intervenir, violar estos espacios”.

Obra de @eva.lezz (@fragmentadda)

Quidel Lincoleo afirma que “Las pandemias, los quiebre sociales, económicos y espirituales no están desconectados para los mapuche, todos están estrechamente relacionados y son interdependientes. Por lo tanto el fenómeno Covid19 se inscribe dentro de una cadena de situaciones que ya se venían dando y es interpretado todo, como una respuesta a los comportamientos del ser humano en relación a las otras vidas”

Poliamor

El autor se encarga de aclarar que su pueblo “posee más de una forma de interpretar este fenómeno que tiene característica de pandemia. Hablamos de más de una forma, porque en la actualidad lo mapuche es variado, polifónico y diverso. Por ello, nuestra forma de interpretar es una, dentro de muchas”.




Imagen de portada: obra de @eva.lezz (@fragmentadda)

Imagen de cabecera: Red Latina sin Fronteras


Publicidad
Publicidad Lenovo
Publicidad
Publicidad Efectivo Ahora
Publicidad
Publicidad Banco Galicia
Colaboración

¿Te gusta Patáforas?
Ayudanos a seguir creando contenido

Invitános un cafecito

Seguí leyendo